Ser, estar, es lo importante.

por | Arte y creatividad, Inspiración | 0 Comentarios

Según una estadística que me acabo de inventar, 9 de cada 10 mujeres cambiaría algo de su aspecto físico, 8 de esas 9 cambiaría más de la mitad de su cuerpo, y 4 de cada 8 no soporta verse desnuda ante el espejo.

Lo que viene a continuación no nace partiendo de datos objetivos, sino desde mi propia objetividad. Y si llegas hasta el final del post, tendrás un regalito esperándote.

Me aterra pensar que hay mujeres que no soportan mirarse al espejo por no ajustarse a unos estándares de belleza impuestos. Chicas que evitan ir a la playa por el miedo a mostrar su piel. Es descorazonador que una mujer se niegue la oportunidad de vivir y vibrar en brazos de otro ser, solo por el miedo a mostrarse, por el rechazo que siente hacia su propio cuerpo. Me preocupa que, en un mundo saturado de estímulos visuales, las niñas y adolescentes tengan una relación nefasta con su cuerpo, con todos los problemas que eso puede acarrear.

Me da rabia, ¡JODER! Y toda esa mierda dudo mucho que pueda solucionarse mediante cremas, cirugías o cualquier otro cambio puramente superficial.

Como mujer, uno de mis motores y fuente de inspiración es el universo femenino, nuestro lugar en el mundo y el deseo de cambiar la relación que tenemos con nuestro cuerpo y de lo femenino con la belleza.

Así que de ahí ha nacido la inspiración para la ilustración de la cabecera (y de otras dos más que la complementan y que ya puedes ver en algunos productos de la tienda online). Del deseo de animarnos a todas a que nos curemos, a que cambiemos el mundo poquito a poco influyendo en otras mujeres, niñas y adolescentes, mostrando que podemos amar nuestros cuerpos aun cuando ni se parecen a ese tipo belleza que se nos exige.

Inspirarnos a no dejar de vivir por ser gordas, por tener celulitis o la piel flácida, o sencillamente por envejecer.

Podemos aprender a entender la belleza como un concepto más amplio y trascendental. Porque somos y estamos, y eso nos hace bellas. Porque hay belleza en la existencia.

Hay una belleza tan abrumadora en todo aquello que pasa en nuestro cuerpo y nos permite la existencia. Todo aquello que nos permite disfrutar,  abrazar y besar, reír hasta hacernos pipí y que nos duela la tripa, bailar como si no hubiera un mañana, en definitiva ¡VIVIR!

Que la vida se nos termine cuando llegue nuestra hora, pero mientras tanto ¡DISFRUTÉMONOS!

Los póximos lunes te contaré un poco más sobre el proceso creativo de las otras dos ilustraciones de la serie. Y además, como te prometí al principio, quiero hacerte un regalo por haber llegado al final del post, y porque me encantaría que lo que he intentado transmitir con estas ilustraciones, llegara al mayor número de mujeres posible.

Así que te regalo este pack de postales para quererse. Para que las envíes, las incluyas en tus regalos o te las quedes para que las coloques en un lugar bien visible.